martes, 25 de diciembre de 2007

"El vampiro de la gruta" (Un cuento sobre vampiros - Quinta Entrega)

"-El tipo es un poco raro!" Dijo el empleado del servicio de habitaciones, un joven de veintitantos años.
"-Para vos son todos raros! El pobre parece estar de malas, pero es simpático a pesar de todo. Y no es feo!" Le contestó su compañera, una morocha bastante bonita de la misma edad.
Viendo que entraba a la recepción uno de los dueños de la posada, quien oficiaba de encargado del 'front desk', ambos jóvenes desaparecieron por la puerta que los llevaba al área de servicios.

La luz del sol entraba e inundaba toda la habitación y Caín Harper se levantó a cerrar las cortinas.
Se sentía muy cansado. Miró el reloj. Eran las tres de la tarde.
Desde afuera le llegaban las voces de personas que estaban charlando en la piscina y el sonido del agua cuando alguien chapoteaba en ella.
Siempre de fondo, el continuo siseo del mar cada vez que las pequeñas olas rompían en las playas.
Por que se sentía tan cansado luego de lo que había dormido?
Y por que le molestaba tanto la luz?
Ahora que había corrido las cortinas sentía más alivio, pero siempre que no mirara hacia las ventanas donde, por las endiduras de los costados de los paños, aún se veía una nítida franja de luz blanca.

Volvió a meterse en la cama y se cubrió con las sabanas tapando hasta su cabeza.

Su mente comenzó a nublarse y empezó a sentir que su cuerpo se volvía muy liviano.
Estaba dormido, pero a pesar de todo tenía conciencia de que se encontraba soñando.
La habitación ahora se encontraba a oscuras pero un tenue resplandor lunar, que proyectaba una linea plateada por los lados de las cortinas, le permitía darse cuenta que era de noche.
Era muy extraño, ya que veía toda la escena como desde arriba, como si estuviera flotando.
Comenzó a desplazarse hacia la ventana y de repente, sintió que el aire se había vuelto frío: se encontraba fuera de su habitación.
La placentera sensación de flotar cambió por la sensación de caída.
Pero no caía verticalmente. Podía ver como el paisaje se deslizaba velozmente abajo suyo.
Volaba. Vertiginosamente se desplazaba a una decena de metros del suelo.
La posada, los barrios, 'Casapueblo', todo iba quedando atrás.
Cruzó la blanca y nítida franja de arena de la playa y de repente... el mar.
La luna era un enorme disco blanco platinado que reflejaba su luz sobre la superficie del agua.
Las crestas espumosas resplandecían y podía sentir como el salitre invadía sus fosas nasales y podía saborearlo.
Le producía un ligero vértigo cruzar velozmente por sobre las filas de pequeñas olas.
Luego de lo que le parecieron pocos minutos, vio como si el cuadro girara y se encontró desplazándose hacia la costa.
Veía la linea de luces brillantes que se agrandaban cada vez más y comenzó a divisar primero la playa y luego los acantilados.
Se acercaba más y más y comenzó a descender hacia la playa.
Repentinamente se encontró de rodillas en la arena.
Ahora el viento se sentía más suave, pero igualmente frío.
Escuchó voces que se acercaban.
Se arrastró detrás de unas rocas y agudizó su oído.
Era increíble como podía registrar cada sonido, diferenciar la fuente de cada uno de ellos.
Por un lado esas voces. Voces jóvenes, una masculina y otra femenina.
El sonido de automóviles desde arriba de los acantilados, más voces de personas, múltiples ecos de las olas que reververaban contra las rocas y de fondo, el mar. Constantemente el siseo del mar como una tenue sinfonía que envolvía todo.
Las voces de los jóvenes que se acercaban ya no se oían, pero podía escuchar el sonido de sus cuerpos sobre la arena.
Se asomó por sobre las rocas y los vio, tendidos, abrazándose y besándose.
Se encaramó sobre las rocas y sus sentidos se agudizaron y centraron en la pareja, relegando todos los demás sonidos a un segundo plano y excluyendo algunos por completo.
Se encontraba a unos pocos metros, seis o siete.
Ahora podía sentir el calor de esos cuerpos, los latidos de sus corazones que bombeaban cada uno con su propio ritmo.
Una nueva sensación recorrió todo su cuerpo, como una corriente eléctrica que le erizó la piel.
La joven dejó de besar a su compañero y levantó la cabeza.
Ambos miraron a su alrededor hasta que se quedaron inmóviles de cara a donde el se encontraba.
Lo último que Caín Harper vio, fueron sus rostros aterrorizados.
Y luego todo se tiñó de rojo.

Continuará...

John Doe.

miércoles, 19 de diciembre de 2007

"El vampiro de la gruta" (Un cuento sobre vampiros - Cuarta Entrega)

" -Se siente bien?"
La voz ronca sobresaltó a Caín que, de no ser porque volvió a caerse cuando se levantó violentamente, hubiera salido corriendo quien sabe a donde.

Miró y se tranquilizó. Se trataba de un hombre anciano.

Aunque cuando su visión comenzó a ajustarse, se dio cuenta que no era tan anciano sino, que tenía unos rasgos faciales más bien duros y algo grotescos, ligeramente 'orientales'.

" -Si, estoy bien."

" -Pero está sangrando!" replicó el extraño hombre.

Su voz ahora no le parecía tan ronca. Hablaba con un tono neutro y monótono, con un ligero 'siseo' que era lo que la hacía sonar tan particular.

" -Quien es usted?" preguntó Caín.

" -Un pescador. Estaba en aquella gruta más
pequeña arreglando mis redes cuando lo vi entrar allí."
" -Vive aquí?"

" -No. Solo estoy durante el día. Cuando vuelvo de pescar me quedo arreglando mis lineas y mis redes. Usted es turista, no?"
Caín se sentía cansado como para continuar conversando y aún le dolía donde había sido mordido por el vampiro.
" -Si, no soy de aquí si a éso se refiere. Creo que debo irme, disculpe."

" -Si. No es bueno andar por aquí después de la caída del sol. Lavese la herida o se le infectará!"
El pescador miró hacia el mar y se frotó la barba descuidada. " -Si, es mejor que se vaya." dijo como hablando para si mismo. " -Pero vaya por el otro lado, por la escalera. Sin luz podría caerse y romperse los huesos entre las rocas!"
" -Bien, éso haré. Gracias." le respondió mientras se incorporaba.

Comenzó a caminar en la dirección que le señalara el hombre y mientras lo hacía se dio vuelta para volver a mirarlo.

El pescador miraba hacia el mar, donde podía verse el sol que ya se estaba ocultando bajo el horizonte y luego miraba hacia la gruta.

A la distancia pudo escuchar que éste continuaba hablando solo, más bien como si entonara una letanía.

Le pareció que el hombre repetía "Volverá... volverá!"


Caín encontró la escalera y comenzó a subirla.
Estaba hecha con unos baldosones rectangulares de roca, que se elevaban sinuosamente entre los escollos y los parches de hierbas. Cuando llegó al final de la escalera se encontró con la 'ruta panorámica', por donde un par de automóviles se desplazaban hacia y desde el mirador. Con un ultimo vistazo hacia el mar, emprendió cansadamente el regreso a la posada.

Ya en su habitación de la posada se dirigió al baño y se desvistió.
Se metió en la ducha y dejó que el chorro de agua caliente le cayera con fuerza. Se enjabonó todo el cuerpo y a pesar de que aún le dolía, frotó insistentemente el lugar de la mordida. Esta no sangraba, aunque podían verse dos orificios pequeños pero nítidos que permanecían abiertos.

Cuando terminó se secó y aplicó un desinfectante que le diera el empleado del servicio de habitaciones y luego cubrió la herida con un apósito.

" -Mañana deberé ir a una clínica a que me revisen... y a darme una vacuna contra la rabia" se dijo.
" -Maldita sea!"
El agua caliente lo había relajado más de lo que esperaba.
Corrió la manta y las sabanas de la cama y se introdujo en ella.
A pesar de que aún era temprano se sentía muy cansado.

En un par de minutos estaba profundamente dormido.


Continuará...


John Doe.

lunes, 17 de diciembre de 2007

"El vampiro de la gruta" (Un cuento sobre vampiros - Tercera Entrega)

Al acercarse a la caverna, Caín Harper sintió lo mismo que sentía cuando niño al entrar por las noches en el altillo de la casona familiar
Era como entrar en un cuento de terror.
Su padre era coleccionista de antiguedades y conservaba varios ítems dignos de estar en un museo.
A pesar de que el Sr. Green le sugiriera vender alguna de ellas en razón de lo valioso que serían, jamás se le cruzó por la mente al Sr. Harper deshacerse de ninguna.
A Caín había una que le fascinaba y aterraba al mismo tiempo: se trataba de un 'raro' ejemplar muy parecido a la 'Dama de Hierro de Nüremberg'.
Lo que le resultaba aterrador no era la función para la que había sido concebida, sino que la expresión del rostro femenino que ostentaba el macabro artefacto, carecía por completo de la serenidad que viera en la que aparecía en los libros de historia.
La del altillo de su casa sonreía levemente, pero con una sonrisa maliciosa, como deleitándose de antemano del festín sangriento que se daría cuando le trajesen alguna víctima.
Pero aquí no había nada que temer y el ya no era más un niño.
No obstante la sensación permanecía aún cuando comenzó a adentrarse en la caverna.

Descendió hacia el interior bajando la media docena de escalones que, al igual que el suelo de la gruta, habían sido construidos por la mano del hombre aunque parecieran ser parte natural de la misma.
Si bien en el exterior la luz del sol llegaba ya débilmente al fondo de la playa donde estaban las grutas, aquí adentro parecía haber un tenue e impreciso resplandor, pero que le ayudaba a ver lo suficiente del inmenso recinto.
Excepto por los rincones más oscuros, se podían ver en un par de sitios estructuras de lo que antaño fueran las barras de los bares de una 'disco' y algunas para las cuales no podía adivinar el uso que se le diera.
Caminó más hacia el interior, sintiendo el olor a humedad impregnado de restos de vegetales y vida marina en descomposición.
El sonido líquido de sus pasos sobre los charcos que cubrían el suelo del lugar, le volvía en tenues ecos desde las sombras.
Escuchó algo que goteaba y miró hacia arriba.

A pesar de que le habían advertido al respecto, no pudo evitar sobresaltarse al ver que la bóveda de la gruta estaba adornada por vampiros que colgaban en grupos desparejos.
Parecían dormir pacíficamente ajenos a su presencia, aunque alguno que otro desplegaba sus alas como desperezándose.
Caín caminaba mirando hacia arriba, como vigilando a esos pequeños seres que se amontonaban cabeza abajo.
De repente tropezó con un desnivel del suelo y cayó pesadamente.
El ruido húmedo que se produjo reverberó a lo largo y a lo ancho del lugar.
Se apoyó con las manos a los costados de su cuerpo y volvió a mirar hacia la bóveda de la gruta para ver si todo permanecía igual.

Primero uno. Luego otro. Después de a montones, los vampiros comenzaron a soltarse y a volar en círculos agitando sus alas velozmente.
Caín comenzó a sentir que su respiración se agitaba, los latidos de su corazón se aceleraban, la sangre se le agolpaba en las sienes.

De repente, el caos.

Con una explosión de chillidos agudos e infernales y un golpeteo seco y membranoso, los vampiros salieron despedidos en todas direcciones y comenzaron a llenar el lugar.
Como si volviera a ser aquel niño en el altillo, Caín solo atinó a acurrucarse sentado en el lugar que se encontraba.
Sentía como esas pequeñas bestias le pasaban batiendo sus alas y chillando, demasiado cerca para su tranquilidad.
De pronto, un escalofrío le recorrió la espalda.
Y no era solo un escalofrío, pues sintió que uno de esos pequeños seres inmundos, arañando su camisa le trepaba por la espalda.
Fue ahí cuando impulsado como por un resorte invisible, de un salto comenzó a correr por el interior de la gruta.
Corría en círculos velozmente, como si imitara el vuelo de los vampiros.
Se retorcía y realizando con sus brazos movimientos que contradecían las posibilidades de sus articulaciones, trataba de alcanzar a la alimaña que continuaba prendida a su camisa.
Cuando ésta alcanzó a treparse al músculo de su trapecio izquierdo y Caín pensó que lo iba a agarrar, sintió como la pequeña fiera le clavaba sus dientes.
Luego de un segundo de agudo dolor, desproporcionado para el tamaño de esos pequeños dientes, logró agarrarlo, arrancarlo de sus ropas y lo arrojó violentamente hacia el vacío.
El vampiro agitando violentamente sus alas membranosas, realizó una pirueta y evitó estrellarse contra la pared de roca y se elevó uniéndose a la danza aérea del resto de sus camaradas.
Caín corrió hacia la boca de la caverna y salió al exterior.
Trastabillando recorrió tan solo unos metros y cayó de rodillas sobre la fina arena.
Estaba empapado en su transpiración y sintió como la helada brisa marina lo envolvía en su manto.

Los vampiros comenzaron a salir de la gruta y a elevarse...
y como un interminable torbellino demoníaco, se fueron perdiendo en el oscuro cielo del ocaso.

Continuará...

John Doe.

sábado, 15 de diciembre de 2007

"El vampiro de la gruta" (Un cuento sobre vampiros - Segunda Entrega)

Caín caminó más allá de un pintoresco barrio llamado 'Casapueblo', llegando al extremo de la 'Ruta Panorámica'.
El lugar estaba rodeado con un tapial de mediana altura hecho con rocas, lo que le hizo recordar los que construyeran los romanos en 'Bretaña' y de los que había leído en los libros que atesoraba su padre en la casona de Zona Norte.
La vista desde allí era impresionante y podría disfrutarla durante un largo rato, ya que el sol todavía estaba a cierta altura sobre el horizonte.
Hacia su izquierda y a lo lejos, podía verse Punta del Este con una infinidad de luces ya encendidas.
Comenzó a bajar la vista y junto a la formación rocosa que como un dedo se internaba en el mar apacible y por la que transcurría la ruta panorámica, pudo divisar una zona de acantilados donde seguramente se encontrarían las grutas que le habían mencionado.
Como por impulso, saltó el tapial y comenzó a bajar en esa dirección.
A medida que bajaba, le resultaba extraño el contraste entre los hoteles y las casas que había cruzado de camino al extremo del mirador y este paisaje que ahora transitaba, que le recordaba más bien a la costa de Gales o de algún otro lugar de las islas inglesas.
" -He leído demasiados libros de mi padre!" se dijo.
Siempre le gustó sentirse a si mismo un poco 'british', aunque seguramente para el gobierno de 'su majestad' lo fuera tanto como un 'kelper', o tal vez menos aún.
La hierba por la que caminaba comenzó a dar lugar a las rocas; primero estaban éstas esparcidas como en islotes y luego toda la superficie se transformó en rocosa.
Continuó descendiendo a través de las escarpaduras y entre pequeños acantilados hasta que llegó a la orilla del mar, de la que aún lo separaba una pequeña franja de arena que se interrumpía aquí y allá.
Siguió en dirección hacia el interior de la Bahía de Maldonado, trepando los escollos que se sumergían suavemente en el mar.
Fue a dar a una pequeña playa de arena fina que se adentraba entre los acantilados.
En el fondo de éstos, donde la playa parecía terminar, se abría una caverna de unos seis metros de altura aproximadamente.
Sin dudas se encontraba frente a las grutas.

Continuará...

John Doe.

jueves, 13 de diciembre de 2007

"El vampiro de la gruta" (Un cuento sobre vampiros)

Este cuento, está inspirado en las noticias que proporcionó 'Eugenia' sobre las actividades de los 'mortíferos roedores voladores' que están haciendo de las suyas allá en sus tierras.
Se los iré entregando aleatoriamente entre los otros posts y en la medida que lo dicte mi imaginación (y mi escaso tiempo... o era a la inversa?)


"El vampiro de la gruta" (Primera Entrega)


Caín Harper venía huyendo.
Pero no huía de la ley, de acreedores -lo que equivaldría a lo anterior- o de algún enemigo.
Caín huía de su familia.


Hijo de ingleses que emigraron a Argentina en la década del '60, había sido criado en la Zona Norte del Gran Buenos Aires en una casona de estilo apropiado para su herencia cultural británica y bajo las estrictas reglas de su familia y la Biblia de King James.
Ahora, sentado en la baranda de una posada en Punta Ballena, muy cerca de Punta del Este, Caín pensaba que haría con su futuro.

Sus padres no habían logrado convencerle de que se casara con Lilian, la bonita pero insulsa hija de los Green, otra familia inglesa de Buenos Aires con quienes los Harper mantenían una estrecha amistad.
Caín venia noviando con Lilian desde hacía dos años y a pesar de la insistencia de ambas familias -a excepción de la misma Lilian, quien parecía compartir la misma falta de apuro por el matrimonio que el novio- y del argumento de que con sus 37 años y su poca sociabilidad no encontraría mejor candidata, armó su bolso y se lanzó a este viaje con la intención de aclarar el panorama respecto a su vida.

La elección del lugar fue fortuita y ayudada por el hecho de que Punta del Este estaba tan solo a vuelo de una pedrada de distancia de Buenos Aires, del otro lado del Río de la Plata.
En plena temporada veraniega, consiguió un pasaje de avión con increíble suerte -o tal vez porque estaba predestinado de esa manera- y un par de horas después, se encontraba en el aeropuerto de la ciudad balnearia uruguaya.
Pero como necesitaba de un poco de tranquilidad, al arribar decidió que se quedaría en la pequeña localidad que distaba pocos kilómetros de Punta del Este.

El sol iba a ponerse en poco tiempo y Caín decidió que sería mejor disfrutar del ocaso a la orilla del mar; se incorporó de golpe y comenzó a caminar hacia el lugar que era conocido como 'Las Grutas'.
Uno de los empleados de la posada le había contado durante la tarde, sobre ese sitio y su particular atracción: los vampiros.

Continuará...

John Doe.

sábado, 8 de diciembre de 2007

El alma de los vampiros

No, no se trata de una reseña histórico-social como en el post de vampiros anterior.
Es que estos personajes no dejan de fascinarme.
Pero esta fascinación no deviene de lo que puede resultar más obvio de ellos.

Hace unos momentos termine de ver "Entrevista con el Vampiro" (Interview with the Vampire: The Vampire Chronicles - 1994), un film que vuelvo a disfrutar 'profundamente' cada vez que lo veo.

Muy lejos del estereotipo del vampiro al que nos acostumbro Bela Lugosi en la década del '30 y llegando más allá que el 'Dracula' de Bram Stoker, los vampiros de "Entrevista..." 'Louis' y 'Lestat', poseen características emocionales increíblemente 'humanas', algo de lo que ellos parecen renegar todo el tiempo. Lo mismo sucede con 'Claudia', la pequeña vampiro que los acompaña y con el patriarcal 'Armand', a quien 'Louis' conoce en París.

Y cual es la característica tan humana y predominante en estos personajes?

La búsqueda y conservación de otra 'alma' que los acompañe y a quien brindarle su ser.

Que quería Lestat cuando convirtió a Louis?
Un compañero. Un socio en aventuras. Un amigo.

Aún cuando se irritaba con la resistencia de Louis a lo que realmente eran, Lestat disfrutaba inclusive de las 'debilidades' emocionales de su compañero.

Admiraba a Louis por su fortaleza espiritual, su belleza y sus sentimientos tan humanos, tal vez para recordarse a si mismo lo que el alguna vez había sido y así sentirse el también un poco humano.

Louis encarna en si mismo, la lucha interior de un vampiro por no perder por completo el lazo que lo mantiene unido a su antigua mortalidad y humanidad. Desarrolla por la pequeña Claudia, de quien se siente responsable por haberla arrastrado a la noche eterna, un profundo sentimiento de amor paternal.

Claudia. Quien de niña víctima pasa a ser una 'niña-adolescente-adulta' malcriada y egoísta, alimentandose no solo de sangre, sino también del amor de Louis.

Y que es lo que busca Armand, tal vez el más antiguo de los vampiros?
Una nueva perspectiva para su deteriorado espíritu de 400 años de derrotero.
Retroalimentarse del influjo que un 'maestro' veterano obtendrá de un discípulo prometedor.

Por último, un personaje de breve aparición pero igualmente iluminador: Madeleine.
Madeleine es la víctima de Claudia y a quien esta quiere conservar como eterna madre.

Y que es lo que más anhela Madeleine?

Cuando Louis le dice que no tiene la más vaga concepción sobre lo que le está pidiendo, Madeleine le contesta: " -Au contraire, Monsieur, la tengo. Quiero una hija que jamás morirá!"


Pues entonces estos vampiros, tan humanos como el resto de los mortales, no quieren acaso lo mismo que cualquiera de nosotros?

Como uno, no quieren un amigo, una amada, un compañero, pero que además, siempre estén?

"Who will take care of me my love, my dark angel, when you are gone? " (Claudia)

John Doe.

sábado, 1 de diciembre de 2007

H.P.Lovecraft

Dialogo en la embajada de U.S.A.:

Oficial Consular (femenino): -Y por que motivo piensa viajar a New York?
John Doe
: -Turismo (mentira), visitaré los lugares típicos. Y estando tan cerca, haré el viaje hasta Providence, Rhode Island.

Oficial Consular
: -Y para que quiere ir a Providence?

John Doe
: -Para visitar la ciudad y la casa natal de mi autor de literatura favorito.

Oficial Consular
: -Y cual es?

John Doe
: -Howard Phillips Lovecraft!


Obtuve una muy preciada visa 'múltiple e indefinida', que obviamente no se debió a la exótica excusa que utilicé, aunque siempre me gustó pensar que así fue.

No viaje a New York en esa ocasión y de todas formas llegaría tarde para conocer la casa natal de Lovecraft, ya que ésta fue derribada en el año 1961.
De cualquier manera me hubiera encantado deambular por las mismas calles por las que lo hacía Lovecraft en sus incontables noches de insomnio.


Para los que no lo conocen, H.P.Lovecraft fue un escritor estadounidense (1890-1937), que poseía una mente brillante y tortuosa como la de muchos artistas que trascendieron los limites del tiempo con sus obras. Creador del genero de cuentos de 'horror sobrenatural' o 'cósmico', que revolucionó la literatura de terror.

Ya a los dieciséis años era un completo prodigio: hablaba por lo menos media docena de idiomas, había publicado su primer obra de horror gótico "La bestia en la cueva" y varias revistas para aficionados de las ciencias, escribía la columna de astronomía para el periódico 'Providence Tribune' y devoraba libros como otros niños de su edad sus cereales.

Descendiente de anglosajones 'puros' (por parte materna su linaje puede ser rastreado hasta los colonos del 'Mayflower') y criado desde la muerte de su padre y posteriormente su abuelo materno por su madre y un par de tías, su personalidad 'victoriana' le hicieron limitarse a un reducido grupo de amigos (más por correspondencia que en persona) e ignorar un mundo en el que no se sentía a gusto.


Su obra fue evolucionando -o simplemente cambiando- hasta alcanzar la estatura propia de una imaginación oscura y plagada de pesadillas que, aún hoy continúa fascinandome.
Mi favorito es la que probablemente sea una de sus mejores creaciones, una novela corta con el titulo "El caso de Charles Dexter Ward" (The case of Charles Dexter Ward-1928) y el primero que leí fue "En las montañas de la locura" (At the mountains of madness-1931), un cuento que convierte al helado desierto antártico en el escenario de una obra maestra de la narrativa.
Y 'Los Mitos'.
Por supuesto están 'Los Mitos'.

En un principio, sus cuentos contenían más ingredientes típicos de la literatura de horror 'gótica' aunque relatados de una manera y con entornos 'poco convencionales' -a diferencia de la obra de Edgar Allan Poe- combinación de experiencia 'psicodélica' y un paseo por castillos decadentes.

Comienza a mesclarse la obra inspirada en los cuentos de uno de los pocos autores que disfrutaba y respetaba, Lord Dunsany (1878-1957); relatos de viajes oníricos a lugares que aunan una belleza sin igual, la tenebrosidad que solo la más absoluta soledad puede proveer y el terror por 'cosas' indescriptibles pero que pueden presentirse.
La 'fantasía heroica' es un genero que tiene como pioneros a Lord Dunsany y a Lovecraft.

Y es a continuación, cuando H.P.Lovecraft alcanza las más altas cotas del horror en una fecunda serie de cuentos que fueron conceptualmente reunidos bajo el nombre de 'Los Mitos de Cthulhu'.
En 'Los Mitos', nuestro autor construye una mitología cosmogónica de la que los protagonistas de los cuentos, solo logran vislumbrar una parte de los horrores que acechan a la humanidad desde los más remotos rincones del universo y desde las abismales profundidades de nuestro planeta.

En palabras del mismo Lovecraft: "Todas mis historias, por inconexas que parezcan, se basan en el saber o leyenda fundamental de que este mundo estuvo habitado en un tiempo por otra raza que, al practicar la magia negra, perdió su posición establecida y fue expulsada, pero que vive en el exterior, dispuesta siempre a tomar posesión de esta Tierra nuevamente."

El cuento que da el puntapié inicial a 'Los Mitos' fue "La llamada de Cthulhu" (The call of Cthulhu-1926), donde al principio del mismo el protagonista advierte que "Lo más piadoso del mundo, creo, es la incapacidad de la mente humana para relacionar todos sus contenidos."

H.P.Lovecraft nos ayuda a relacionar algunos de esos contenidos (para disfrutar de su obra, dejense llevar y pretender que es así) y mientras nos pasea por las zonas rurales de New England o sus ciudades costeras ficticias, desconocidas islas del Pacífico o las inmensidades heladas de Antártica, nos da un vistazo sobre las más profundas y oscuras sensaciones y temores que anidan en el alma humana.

"Que no está muerto lo que yace eternamente,

Y con el paso de los eones extraños aún la muerte puede morir."

Necronomicón


John Doe.

domingo, 25 de noviembre de 2007

OVNIs



Guau! Hacía tiempo que no pensaba en el tema, mucho tiempo!
De chicos nunca soñaron con un 'encuentro cercano del segundo o tercer tipo'?

Recuerdo que cuando viajábamos con la familia y ya de noche continuábamos en la ruta, me recostaba en el asiento trasero y veía el cielo estrellado a través de la luneta del automovil.
Miraba atentamente las estrellas y esperaba que uno de esos puntos brillantes comenzara a moverse. Así durante un largo rato hasta que me quedaba dormido. Durante años tuve el habito de, cuando miraba hacia el cielo una noche estrellada, mantener la vigilancia como si semejante tarea me la hubiese encomendado la mismísima NASA.
Nunca logre que mi vigilia rindiera frutos en forma de un OVNI.
Pero otros tuvieron más suerte que yo!

Para comenzar, en Babilonia en el año 3100 a.c., en el relato épico de 'Etana' este viajó "... en un 'águila' que lo llevó a la residencia de los dioses en el cielo" y mantuvo una charla con ella sobre como se veía la tierra desde semejantes alturas (donde está el piloto?).

Tan solo cien años después, se podrá ver en las minas de oro de 'Kush' en un mural del templo, a dos hombres que están mirando... una 'nave espacial'!

Pegando un salto en el tiempo, tenemos el que es considerado el 'primer avistamiento en tiempos modernos': el 24 de Junio de 1947, un estadounidense de nombre Kenneth Arnold, pudo ver mientras piloteaba el avión de su propiedad "... nueve objetos brillantes que se desplazaban frente al Monte Rainier -en el estado de Washington- a una increíble velocidad!"
A raíz de que Arnold los describiera con 'forma de platos', el termino 'plato volador' cobró vida en el vocabulario popular.
Tan solo un mes después nos encontramos con el famoso 'Incidente Roswell'. En esta ocasión se recuperaron los restos de un OVNI y de acuerdo con testigos "... los cuerpos de 'alienigenas', alguno de ellos aún con vida."
El Incidente Roswell forma parte del folclore de los OVNIs, como así también el sitio conocido como 'Área 51', que es donde el gobierno estadounidense guardaría la evidencia recolectada a lo largo de los años en relación al tema, los restos hallados en Roswell incluidos.

Desde 1952 hasta 1970 el 'Proyect Blue Book' de la Fuerza Aérea norteamericana, se dedicó a investigar los avistamientos y otros fenómenos relacionados con el tema OVNI ('Unidentified Flying Object' -UFO- por su sigla en ingles: este termino fue ideado por el primer director del proyecto, ya que se pensó que 'plato volador' no era una descripción que se ajustaba a la totalidad de los objetos que eran descriptos en los reportes.)

Desde entonces y hasta el presente los avistamientos de OVNIs continuaron sucediendose, aunque creo que con el ciudadano promedio ya más acostumbrado a convivir con la tecnología y sin el desconocimiento que padecían los antiguos europeos que confundían fenómenos 'atmosféricos' y 'meteorológicos' con las aterrorizantes maquinas voladoras, los mismos fueron haciéndose cada vez menos frecuentes.
Tal vez la culpa de que hoy día se vean menos OVNIs la tienen los 'Hombres de Negro', quienes acorde a la creencia de los estudiosos del tema, aparecen por ordenes del gobierno estadounidense para hacer desaparecer las pruebas de la existencia de las fantásticas naves alienigenas.


La próxima vez que me encuentre contemplando un despejado cielo estrellado, haré como cuando era chico y reanudaré la vigilancia que desde hace tanto tiempo tenía postergada.


John Doe.

domingo, 18 de noviembre de 2007

Ojo por ojo

El 16 de Octubre de 1972, mientras Abdel Wael Zwaiter (primo segundo de Yasser Arafat y uno de los cabecillas de la organización terrorista 'Septiembre Negro') ingresaba en el tenuemente alumbrado corredor que lo llevaba a su departamento en Roma, dos hombres enviados por el 'Mossad' salieron de las sombras y dispararon contra el 14 veces.

Esta escena es mostrada en el film "Munich" (2005) de Steven Spielberg, que trata de como un grupo conformado por varios 'patriotas' que acudieron al llamado de Israel, 'sale de gira' por Europa y el Medio Oriente para asesinar a los responsables de la masacre de los atletas israelíes
en los juegos olímpicos de Munich.
Esta película como su antecesora ("La Espada de Gideon" 1986), están basadas en un libro titulado "Venganza" escrito por un periodista canadiense y el supuesto líder del grupo israelí, el que más tarde se comprobaría que no era tal.
En realidad, la película muestra una versión edulcorada de la realidad, incluyendo escenas de la vida familiar del protagonista y de una camaradería 'naive' entre los miembros del grupo.

La verdadera historia?

El 'Comité X', presidido por la Primer Ministro Golda Meir y el Ministro de Defensa Moshe Dayan, decidió lanzar la 'Operación Ira de Dios' para eliminar a las 11 personas tenidas como responsables de la masacre de Munich.

La tarea fue llevada a cabo por el Departamento 'Metsada' del Mossad, que se encarga de realizar las operaciones contra terroristas, el que a su vez despachó a uno de sus equipos de especialistas en asesinatos de la unidad 'Kidon' (Bayoneta.)

No me extenderé en las inexactitudes históricas de la película ni en los detalles de la verdadera operación (que incluyen el asesinato de un marroquí inocente en Noruega confundido por uno de sus 'blancos', hecho por el que cinco de los hombres del 'Mossad' fueron encarcelados.)

Entre la ola de criticas que desató el film (incluida la de Ali Hassan Salameh, el verdadero miembro de 'Septiembre Negro' que salvara su vida en Noruega y que hoy día puede darse el lujo de continuar hablando estupideces) surgió la de la política del 'ojo por ojo'.

Esta frase que expresa el concepto de 'justicia retributiva', está reflejada en las leyes del 'Viejo Testamento' y en la ley babilónica conocida como 'Código de Hammurabi' y es utilizada comúnmente para definir entre otros principios, el de la venganza.

El Estado de Israel aplica sistemáticamente una política de 'asesinatos selectivos' para eliminar a lideres o miembros de organizaciones terroristas, pero no está solo al respecto.

Más recientemente los estadounidenses mediante la 'Special Activities Division' de la 'CIA', emprendió a partir del 11-9-2001 una campaña para capturar o asesinar, según sea la necesidad u oportunidad que se presente, a los miembros de 'Al-Qaeda' y otras agrupaciones terroristas.


La cuestión es:

Es lícito y moral que un estado u organización ordene y cometa asesinatos, ya sea para salvaguardar la seguridad de sus ciudadanos o los más altos intereses nacionales, inclusive preventivamente para evitar acciones que aún no tuvieron lugar pero que se sabe resultaran en un peligro real para los bienes mencionados?

Y nosotros los individuos, podemos arrogarnos el derecho de esa 'justicia retibutiva' cuando creemos que el fin lo justifica?
Yo ya tengo mi posición tomada...
Lo debatimos cuando quieran!


John Doe.

sábado, 10 de noviembre de 2007

Apocalypto (O el salvaje no tan bueno)

Dijeron que era 'excesivamente violenta' y que exageraba en detalles sangrientos.
Permitanme ser prejuicioso, pero apostaría a que muchos de los que dijeron éso, son los que entorpecen el transito pasando lentamente por delante de un accidente automovilistico para intentar ver algo de sangre.
"Apocalypto" (2006) de Mel Gibson es una excelente película de acción con un importante trasfondo histórico y moral.

'Apocalipto' es la forma de primera persona en tiempo presente que en griego significa 'yo revelo' o 'yo descubro' y proviene de la palabra 'apocalipsis', que significa 'revelación'.

Y vaya si Mel Gibson nos revela algunas cosas con esta película!

A pesar de que hay algo de discrepancia entre distintos estudiosos del tema prevalece la opinión, apoyada por evidencia histórica y arqueológica, de que los 'Mayas' eran tan sanguinarios como los 'Aztecas'.

El film incurre de hecho en algunas inexactitudes, pero no cambia ni invalida los conceptos básicos: si bien existían en América central tribus pacíficas de cazadores-recolectores que vivían en armonía con la naturaleza, éstas eran arrasadas sistemáticamente por las culturas más avanzadas de los Mayas y los Aztecas, las que además eran extremadamente violentas y sanguinarias.

Sin correr el riesgo de ser simplista, pareciera que la historia contradice constantemente la idea del 'salvaje bueno' de Rousseau y sin embargo, hoy día está tan de moda la visión culposa que critica la colonización de esas tierras por los conquistadores hispanos!

Porque los Mayas y los Aztecas encontraron la horma de su zapato, la que llegó a sus costas embarcada en las naves de la armada española.

Que los conquistadores españoles no eran 'niños de pecho' es indiscutible. Para semejante empresa los comandantes patrocinados por la corona de España reclutaron, algunas veces por la fuerza, lo más bajo de la sociedad de la época. Los mismos comandantes, eran los que de una u otra forma conformaban el grupo de 'perdedores' de su propia clase, sedientos de una oportunidad que les provea del brillo y la gloria que diversas circunstancias les habían arrebatado a ellos y a sus familias.

Estas expediciones, disfrazadas bajo la supuesta noble causa de la 'evangelización', tenían como verdadero objetivo la explotación económica del 'Nuevo Mundo' para acrecentar el poderío de la corona española y proveer a su patrocinante ideológico, la iglesia católica, de una oportunidad invaluable para extender su reinado 'espiritual'.
Así y todo, la perversidad de los 'inquisidores' cristianos empalidecía ante la imaginación para infringir tormento y muerte de los Mayas y los Aztecas, lo que llevó al Franciscano Diego de Landa a decir que "... el Diablo se le había adelantado."
Merecían estas culturas nativas ser subyugadas hasta su casi extinción por los invasores europeos?

Probablemente no.

Pero no dramaticemos tan exageradamente el asunto: si una cultura que se dedicaba a ejecutar de manera sanguinaria y sádica a sus vecinos
, entre ellos miles de niños (acorde a evidencia histórica, en una de estas 'orgías' de sangre se sacrificaron en cuatro días a 20.000 personas),cayó víctima del acero toledano, creanme que no voy a maldecir cuando llegue el 'Día de la Raza'!

John Doe.

sábado, 3 de noviembre de 2007

Vampiros

Los Vampiros...
Estos seres mitológicos están profundamente arraigados en la cultura popular de una buena parte del mundo.
La creencia en los vampiros está presente en la mayoría de las culturas antiguas, pero bajo la forma en que lo conocemos hoy día, tiene sus primeros antecedentes en las regiones inhóspitas de Europa Sud Oriental a partir de los primeros años del 1700, cuando partes de Serbia y Vallachia quedan bajo control austríaco.
Desde los oscuros bosques de Wallachia, una provincia rumana al norte de Transilvania y Moldavia, nos llegan los ecos del personaje que inspiró a a Bram Stoker para su novela "Dracula", la que definió a los vampiros y su folclore hasta los tiempos presentes: Vlad Tepes.
Desde su infancia, el padre de Vlad fue consagrado a la 'Orden del Dragón', jurando defender la cristiandad y detener la marea otomana, que ya había comenzado la invasión de Europa.
Debido al hecho de que la arcaica palabra rumana para 'dragón' era 'drac' (la gente creía que el dragón representaba al 'Diablo') los súbditos de Vlad padre comienzan a llamarlo "Vlad Dracul".
Como en rumano antiguo la terminación 'ulea' significaba 'hijo de...', Vlad Tepes III es asimismo llamado "Vlad Draculea" ('Hijo del Dragón' o 'Hijo del Diablo').
Ya a mediados del 1400 encontramos a 'Draculea' reinando desde el famoso castillo de Tirgoviste.
Habiendose vengado de los clanes rivales que persiguieron a su familia, Draculea lanza su propia campaña contra los turcos revelándose, debido a sus aptitudes como guerrero tanto como por su crueldad, como un temible adversario.
Los turcos responden invadiendo Wallachia con un ejercito tres veces el tamaño del de Draculea y éste se ve obligado a retirarse hasta su castillo, luego de una victoria inicial, practicando a su paso la política de 'tierra arrasada'.
Cuando las tropas otomanas arrivaron a Tirgoviste se encontraron cono una escena aterradora: en las afueras de la ciudad, se podían ver los cuerpos de 20.000 prisioneros turcos 'empalados'.

La notoria crueldad de Draculea y el folclore de los habitantes de las oscuras regiones de Europa Oriental, inspiraron la creación de un personaje que mantiene aún hoy, a pesar de vivir en un mundo que ya no guarda muchos secretos, una impronta atemorizante.
Pero el 'Dracula' de Bram Stoker como el 'Louis' de "Entrevista con el Vampiro" (1994), no son personajes sanguinarios como lo era Vlad Draculea; se trata de seres que sufren los horrores que les impone su condición de muertos-vivientes.
Otras tribulaciones además los tienen angustiados: en el ejemplo de 'Dracula', el casual encuentro e intento de posesión de una mujer que le recuerda a su amada y desaparecida desde hace ya varios siglos 'Elisabetha' y en el caso de 'Louis', la busqueda de sus iguales y de algo que le de sentido a su angustiante existencia.
En estos ejemplos, como en las excelentes "Underworld" (2004) y "Underworld: Evolution" (2006), el amor es uno de los ingredientes siempre presentes al igual que el sufrimiento de los vampiros protagonistas por ser lo que son, una constante.

Louis: "- Donde estamos?"

Lestat: "-Donde crees, mi idiota amigo? Estamos en un lindo, asqueroso cementerio. Te hace esto feliz? Es este arreglo suficientemente apropiado?"

Louis: "-Nosotros pertenecemos al Infierno!"

Lestat: "-Y que si no hay infierno, o no nos quieren allí? Alguna vez pensaste en ello?"

Louis: "-Pero hay un Infierno, y sin importar adonde vayamos, yo estoy en el!"

"Interview With The Vampire"

John Doe.

jueves, 1 de noviembre de 2007

La Torre De Babel

Imagino que todos hemos oído hablar de 'La Torre de Babel'.
De que se trata?

Posteriormente al 'diluvio universal', los hombres formaban una sola nación y hablaban una sola lengua. Pero a instancias de su líder 'Nemrod', iniciaron la construcción de una torre con la finalidad de alcanzar el cielo; de esta manera 'Nemrod' pretendía llegar hasta Dios y poder vengarse porque éste hubiera ahogado a todos sus antepasados con el diluvio.
Dios, que no toleraba competencia en cuanto a la magnitud de los proyectos, decidió darles una lección: hizo que quienes construían la torre comenzaran a hablar en diferentes lenguas, por lo que al no lograr entenderse entre ellos, abandonaran la empresa y se dispersaran por toda la superficie de la Tierra.
Se dice que ésa era la voluntad original de Dios y que por éso impidió que se construyera la torre.

Comúnmente, se utiliza la palabra 'Babel' como sinónimo de 'confusión' o de algo particularmente 'caótico'.
Vivimos a veces las personas en una especie de 'Torre de Babel'?
Ésto hoy me toca muy de cerca.
Pueden las personas hablarse y a pesar de todo esfuerzo, no lograr entenderse?
Como puede alguien intentar expresar algo y que el otro interprete algo distinto o no entenderlo en absoluto?
Siempre creo que las palabras son muy 'claras' en el significado que tienen cuando las utilizo o que soy lo suficientemente 'elocuente' como para hacer que el otro interprete el concepto...

Entonces como puede ser que a veces no logremos entendernos?

... y terminemos 'dispersándonos'. Separándonos.

John Doe.

sábado, 27 de octubre de 2007

El Árbol De Las Brujas

Recuerdo cuando leí el cuento de Ray Bradbury "El árbol de las brujas" (The Halloween Tree). Muy distinto a lo que el autor me tenía acostumbrado, éste no era un cuento sobre las virtudes y miserias del ser humano al estilo de "Crónicas Marcianas" o "El Hombre Ilustrado". En esta novela corta, Bradbury hace un despliegue delicioso de poesía y fantasía que me maravilló desde siempre; un grupo de niños listos a festejar 'Halloween' se topa con un extraño personaje, el Sr. Mortajosario, que los lleva a través de los tiempos para mostrarles como se festejó en distintas culturas el 'Día de los Muertos'.
En la cultura cristiana, festejamos el 'Día de los Muertos' o 'Día de los Fieles Difuntos' el 2 de Noviembre (si, ya se acerca) y se dice que fue instituida como contrapartida a la fiesta de 'Halloween', que era una festividad 'pagana'.
La costumbre es asistir al cementerio y orar por el alma de los que ya han abandonado este mundo y que se encuentran aún en estado de 'purificación' en el Purgatorio.
Como en este país tenemos una crisis de identidad terrible, alguien tuvo la 'brillante' (sic) idea de importar la 'Noche de Halloween'; si los que tratan de imitar a los estadounidenses vieran como festejan el 'Día de los Muertos' en algunos lugares de latinoamérica...

Como en tantas otras fechas de festejos, sin importar el sentido que éstas tengan, el comercio da rienda suelta a su 'voracidad' y los precios de los artículos relacionados al evento se catapultan al cielo, haciéndonos detestar y maldecir a los insensibles comerciantes.

Pero no es necesario salir a comprar gigantescos ramos de flores o siquiera ir a pasearse por el cementerio (los de aquí carecen del encanto 'gótico' que tienen en otros países.)

Lo importante... que recordemos a aquellos que ya no están entre nosotros!
No debe ser con tristeza, aunque los extrañemos.

Debemos recordarlos como los veíamos en la plenitud de sus vidas!

En mi familia, ya son varios los que han partido con destino al universo de la luz eterna.
Me tomaré un momento para dedicarlo a sus memorias.

Traten de hacer lo mismo!


John Doe.



"¿Dónde empezó todo?

—No lo sabéis ¿no? —pregunta el Sr. Mortajosario emergiendo de un pila de hojas bajo el Árbol de las Brujas—. ¡En verdad no lo sabéis!

—Bueno —le responde Tom el Esqueleto— mmm... no.

Fue...

¿En Egipto cuatro mil años atrás, en el aniversario de la gran muerte del sol?

¿O un millón de años antes, junto a las hogueras nocturnas de los hombres de las cavernas?

¿O en la Bretaña Druida al son del Sssss-bummm de la guadaña de Samhain?

¿O entre las brujas, en toda Europa... multitudes de arpías, hechiceras, magos, demonios, diablos?

¿O sobre los techos de París, cuando criaturas extrañas se convertían en piedra y alumbraban las gárgolas de Notre Dame?

¿O en México, en los cementerios desbordantes de velas encendidas y de muñequitos de caramelo en el Día de los Muertos?

¿O dónde?"

Ray Bradbury - "El Árbol de las Brujas"

martes, 23 de octubre de 2007

"Africa Mía"

En la película "África mía" (basada en las memorias de Isak Dinesen, el seudónimo de la protagonista), la baronesa Karen von Blixen se traba en un par de ocasiones en acalorados debates con su amante Denis Finch-Hatton acerca de 'lo que era necesario para los nativos'.
Quien tenía más razón al respecto, la baronesa que abogaba por una educación 'a la europea' y su consiguiente adaptación o Denys, que opinaba que 'habría que dejar que los nativos decidieran' que era lo que realmente éstos querían?

Cuando los colonizadores europeos llegaron al Continente Africano se encontraron con el siguiente panorama:
Los nativos eran (y aún lo siguen siendo) extremadamente 'racistas'; bastaba un linaje o influencia sanguínea determinada para que se decidiera que la tribu siguiente debía ser exterminada.
La esclavitud ya se venía practicando desde hacía siglos; quien vencía sobre la otra tribu vendería a quienes no hubiera masacrado como esclavos a los árabes.
No existía en los dialectos tribales la palabra 'gracias' o un equivalente... tampoco existía el concepto o noción de 'agradecer'.
Tenían reglas de convivencia muy simples: Si se era lo suficientemente fuerte, se 'debía' exterminar a quien no fuera de la propia tribu (al respecto valga una anécdota: Cuando los ingleses tomaron contacto con la tribu 'Zulú' y los últimos supieron que estos visitantes de tierras lejanas eran gobernados por una 'reina', decidieron automáticamente que por ende debían ser débiles. Resultado... los atacaron. Así les fue!)
Van captando la idea?

Durante el proceso de descolonización de las décadas de los 60´s y los 70´s, las administraciones coloniales fueron reemplazadas por líderes locales que habían recibido una educación moderada (gentileza de los 'misioneros' europeos) y sacaron provecho de ella abusando y sometiendo a sus súbditos.
Sumemos a ésto que algunos de estos líderes fueron 'huéspedes' de la Unión Soviética y trataron de 'importar' la 'revolución socialista' a sus tierras. Resultado: El 'paraíso del proletariado' (concepto que nunca logró arraigar en la mentalidad 'amo-esclavo' predominante) fue reemplazado por el imperio de las 'limpiezas étnicas'.
Van viendo un esquema que se repite?

Hoy día las hambrunas y las enfermedades endémicas como el S.I.D.A. diezman la población nativa que continúa siendo gobernada por 'déspotas' (algunos de los cuales continúan rindiendo culto al 'socialismo soviético', a pesar de que desistieron de aplicar sus recetas económicas hace ya muchos años) que hacen parecer al antiguo rey Zulú como un benefactor del pan-africanismo.

Pero por suerte, llegó 'Bono' (si, el cantante de la banda irlandesa 'U2') y las almas sensibles del planeta ayudan a hacer beneficencia, juntando dinero que termina acumulandose en las cuentas que tienen en bancos europeos los gobernantes nativos.

Entonces volvemos al interrogante del principio: Quien tenía razón, la baronesa Karen von Blixen o Denys Finch-Hatton?
'Civilizar', aunque fuera a medias o el 'libre albedrío'?

Y hoy?

John Doe.

viernes, 19 de octubre de 2007

"Sobre Darwin, la Voluntad y el Verdugo"


Cuando el libro 'El Origen de la Especies' de Charles Darwin fue publicado en el año 1859, definitivamente sacudió al mundo. La razón principal de ello, fue que contradecía por completo la teoría 'creacionista' que promulgaba la iglesia cristiana: Dios había creado al hombre a su imagen y semejanza y no como lo proponía Darwin, era éste el producto de millones de años de evolución de los organismos vivos sobre la tierra hasta llegar a la cima de la complejidad, el ser humano.
El mecanismo evolutivo por el que se produce éste fenómeno es la 'selección natural'.
A grandes rasgos, la 'selección natural' establece que las condiciones de un medio ambiente favorecen o dificultan la supervivencia o reproducción de los organismos vivos según sean sus 'peculiaridades'.
Según sean sus peculiaridades.
Este modelo parece cumplirse a las maravillas cuando se trata de cualquier especie u organismo vivo sobre el planeta, excepto el ser humano.
Por que?
Porque estando como dije antes en la cima de la 'complejidad', pareciera que a pesar de que en muchos aspectos nuestra especie se ajustara a este modelo, los seres humanos estamos empeñados en atentar contra nuestra supervivencia.
Como puede rescatarse de una de las condiciones de la 'selección natural', aquellos miembros de la población con características 'menos adaptadas' (según lo determine su medio ambiente) morirán con mayor probabilidad.
El resto de las especies que habitan nuestro planeta, mediante comportamientos que parten de lo que suele llamarse 'instinto', ayudaran en este proceso de la selección natural a que los miembros 'menos adaptados' de su población 'desaparezcan'.
Que a veces, algunos con una visión de la vida estilo 'Walt Disney' insistan en adjudicarle a las especies animales 'actitudes humanas', es un tema que daría para debatir en otro post dedicado a la 'estupidez' inherente en el hombre.
Pero que los actos de los animales que encajan en este patrón de la 'selección natural', sean realizados desprovistos de 'emotividad' alguna y en favor de la supervivencia propia es un hecho concreto y universalmente aceptado.
Por ende, ese conocimiento 'colectivo' e inconsciente de cualquier especie insisto, ayuda a que ésta sobreviva.
Y que hay de nosotros, los seres humanos?
Definitivamente no! No funciona exactamente así con nosotros.
Nosotros los seres humanos, insistímos en preservar a los miembros menos adaptados.
O mejor podríamos decir... 'inadaptados'?
Pues entonces... que necesitamos los seres humanos para deshacernos de los 'inadaptados' que atentan constantemente contra la seguridad de los miembros 'adaptados' de nuestra especie?
'Voluntad'. Para decidirnos a tomar las acciones necesarias, para proteger de los 'inadaptados' a la mayoría 'sana' de los miembros 'adaptados'.

En la madrugada de hoy, tres miembros 'locales' de nuestra especie fueron asesinados de manera brutal, engrosando así una lista que crece día a día sin diferenciar profesión o nivel social.
Tenemos como sociedad la 'voluntad' para deshacernos de los 'inadaptados'?

John Doe.

sábado, 13 de octubre de 2007

Apocalipsis... ahora?


Llegará un día en que todo terminará? Me refiero a 'todo'. La especie humana, la civilización, toda forma de vida, el planeta tierra... en fin, todo!
'Apocalipsis' es una palabra griega que significa 'revelación'. El uso común la transformó en sinónimo de 'fin del mundo', aunque sería más preciso referirnos al 'Fin de los Tiempos'.
El libro de la 'Revelación' de Juan abunda en simbolismo místico refiriéndose a este 'Fin de los Tiempos' o como Dios lidiaría con la humanidad y pondría la casa en orden.
Estará el final plagado de imágenes fantásticas como las descriptas por Juan?
Éso si que sería digno de ver! Una producción del genero 'épico' al mejor estilo Hollywood!
Y si lo despojamos de sentido religioso-moral? Cuales podrían ser las causas?
Alguna catástrofe de dimensiones 'cósmicas', como un cometa que se estrellara contra la Tierra?
O nuestra estrella el 'Sol' convirtiéndose en una 'Supernova'?
Estas opciones serían menos melodramáticas que la variante religioso-moral pero, no tendrían una belleza estética de calidad impresionante? Yo quiero tener un palco para disfrutar hasta el último minuto de semejante espectáculo! (Suponiendo que en uno de los estados previos al 'Grand Finale' no nos hayamos convertido ya en vapor, je!)
Si continuamos descendiendo en la escala de valores visuales y de contenido, cual otra causa podría ser?
Una epidemia que fuera arrasando con la vida sobre la Tierra?
Aquí ya entramos en el terreno de la desprolijidad: se imaginan el olor de los millones de cadáveres que irremediablemente se irían acumulando, al no podérselos sepultar apropiadamente por la velocidad conque se iría extendiendo la hipotética epidemia y el miedo de los aún con vida al contagio?
A mi en particular no me apetece el aspecto visual de esta variante, aunque no digo que para algunos no exista.
Para poder monitorear este evento, uno tendría que emigrar a algún otro país con un mejor preparado sistema de salud que el nuestro... o no sobreviviríamos para ver el epílogo!
Una 'Guerra Total' entre todas las naciones?
Olvídenlo... podría ser divertido durante un tiempo, pero creo que llevaría varios años (inclusive con armamento termo-nuclear mediante, aunque sería como hacer trampa! Previsible: sobran los tramposos y los arrebatados!) y a la larga se tornaría muy aburrido y no creo que se llegue definitivamente al 'Fin de los Tiempos' por esa vía... aunque nos acercaría!
Deben existir otras variantes que ahora no me vienen a la mente.
Las posibilidades son infinitas y la imaginación es el límite!

"Y miré, y vi un caballo pálido: Y el que estaba sentado sobre él tenía por nombre 'Muerte', y el Infierno lo seguía. Y les fue dada la potestad sobre la cuarta parte de la tierra, para matar con la espada, con hambre, con mortandad, y con las bestias de la tierra." Apocalipsis 6:8

John Doe.

jueves, 11 de octubre de 2007

Propaganda!


Propaganda no es lo mismo que 'publicidad', o puede serlo...

Cuando vemos en la televisión o en los medios gráficos un aviso publicitario, no nos da la sensación de que en lugar de estar ofreciéndonos una opción, la decisión muy personal de comprar determinado artículo o bien de consumo, o de hacer tal o cual cosa, nos están 'comandando'?
No pareciera que en forma de mensaje 'subliminal' nos estuvieran diciendo "No te das cuenta de que sos un imbécil si no accedes a comprarlo o hacerlo?"

Las voces en los casos de los medios audiovisuales, no tienen un eco de propaganda 'soviética', cuando al hablarnos utilizan tonos o inflexiones vocales que harían maravillarse al mismísimo Dr. Goebbels?

Somos acaso, como niños que necesitan que les digan que comprar o que hacer?

No te hacen sentir como si no 'pertenecieras'?

No te vienen ganas de salir corriendo y cumplir con la consigna?


John Doe.

martes, 9 de octubre de 2007

"Caveat Lector" (Esté el lector advertido!)


Las religiones...
Desde tiempos inmemorables la especie humana ha sido proclive a creer en la existencia de un 'ser o ente' de naturaleza superior al ser humano mismo.
En algunas civilizaciones o grupos culturales estos seres o entes podían ser uno solo o muchos, podían tener apariencia humana, animal o de cualquier otro objeto u objetos de la naturaleza.
Durante la antigüedad clásica, estos dioses solían adoptar o poseer una o varias de las virtudes y defectos del hombre mismo. Generalmente se comportaban de manera caprichosa, lo que nos lleva a pensar porque a pesar de ello los hombres los usaban como guia o referencia de carácter moral.
Con la aparición de la cultura Judeo-Cristiana, el concepto de 'Dios único' comienza a extenderse hasta que, colisiona con una creencia igualmente monoteísta, cuando la sombra de la 'media luna' del Islam empieza a derramarse sobre Europa.
Un rasgo común a estas religiones, es que la interpretación de las enseñanzas o intenciones de sus dioses eran hechas por sus profetas y éstas a su vez eran hechas por sus discípulos o sacerdotes, éstos últimos que no dejaban de ser hombres.
Estos hombres utilizaron más de lo debido, la devoción y el temor de los 'espíritus simples' para el beneficio propio y de los monarcas, a los cuales le profesaban mayor lealtad que a su dogma religioso.
A que nos lleva ésto?
Soy un producto de la cultura Judeo-Cristiana (de seguro no el mejor, pero continuamos haciendo 'upgrade'!) y respeto y trato de aplicar una buena parte de las enseñanzas de Jesucristo pero...
Realmente no necesito tantos intermediarios!
Como tampoco necesito sitios excesivamente ornamentados para ir a recordar esas enseñanzas.
No tengo que temer que, de no estar de acuerdo con conceptos que me parecen más propios del los tiempos de los 'hombres' que los idearon, mi alma vaya a dar a 'algún lugar' peor que lo malo de esta tierra.
Lo único que necesito, es poder ejercer mi 'propio juicio' sobre dichas enseñanzas y decidir a cuales honrar y practicar.

John Doe.

lunes, 8 de octubre de 2007

Lluvia (Nuevamente sobre Buenos Aires)



Llueve nuevamente sobre Buenos Aires!

"Thank God for the rain wich has helped washed away the garbage and thrash off the sidewalks!"
(Travis - "Taxi Driver")

sábado, 6 de octubre de 2007

Revolución (El hombre antes que nada)


Estamos en una época que no se caracteriza por conflictos ideológicos.
Lejos quedaron las décadas de los 60´s y los 70's donde, muchos jóvenes y muchos no 'tan jóvenes' se sumaban a la guerra mundial de ideologías.
Por un lado teníamos los movimientos de 'izquierda'. Ya sea por conciencia ideológica o puro 'romanticismo', miles y miles por todo el mundo se sumaron a esas corrientes de pensamiento económico y social.
No olvidemos que para algunos era la única filosofía viable ya que, proveniendo de las clases más bajas no hubiera sido coherente que defendieran el sistema capitalista, no? (Como me relató un viejo amigo que vivió aquella época y que debatía con un dirigente de izquierdas muy pobre... éste le decía: "-Yo quiero la dictadura del proletariado, porque mi familia es proletaria!" En fin... todos los cerdos son iguales, pero algunos más iguales que otros!)
Por otro lado teníamos a los de 'centro' y 'derecha'. En este caso no hacía falta revistar en algún partido político o movimiento: bastaba con haber nacido en el seno de una familia de clase media o alta para defender las 'virtudes' de una vida más 'digna' que la que les había tocado a los menos favorecidos. El despertarse cada día y disfrutar la vida sin culpas ya era de por si un acto de militancia.
Claro que el desprecio que algunos de los mejor posicionados profesan por los más pobres, no ayuda a conquistar 'los corazones y las mentes', no?
Y hoy... donde hay lugar para las revoluciones?
Si bien es cierto que no hay conflictos ideológicos como en las décadas mencionadas, creo que aún hoy día hay lugar para llevar adelante una revolución.
Solo que ésta debe ser una revolución de los 'valores'!

Difícilmente una revolución de estas características surja de las clases sociales 'más altas' o de las 'más bajas'. Ambos extremos están muy condicionados; las clases más altas en defender sus privilegios y las clases más bajas en resentir lo que tal vez nunca puedan poseer.
Solo nos queda esa 'gran zona gris' que es la 'clase media'!
Pero si ésta se empeña en perder su condición de equilibrio moral, no podrá nunca hacer diferencia.
Cual sería la consigna? "El hombre antes que nada."
Podemos rodearnos de todo lo que brilla y satisface materialmente, pero éso no nos engrandece por si mismo.
Podemos practicar una austeridad extrema, pero perderíamos muchas herramientas útiles.
Podemos comulgar con los 'poderosos' pero, si no recordáramos que no somos iguales a ellos, nos convertiríamos en una 'caricatura' de los mismos.
Podemos pretender una 'culposa sensibilidad proletaria' pero, si no recordáramos que 'conocemos algo más', nunca seríamos capaces de generar una variante.
Pero podemos en cambio, exaltar con el ejemplo cotidiano valores como: honestidad, amor, respeto, responsabilidad, unidad, amistad, justicia, fidelidad, lealtad y sobre todo...
"El hombre antes que nada."

John Doe.

viernes, 5 de octubre de 2007

Crées que soy sexy?


Son sexys las mujeres o los hombres de belleza obvia?
Lo es una mujer por tener sus atributos naturales abundantes o por formas más sutiles?
Es sexy un hombre 'moderno y metro-sexual' o uno más bien de estilo 'clásico'?
Son sexys 'Angelina Jolie' y 'Brad Pitt' o 'Demi Moore' y 'Bruce Willis'?
Para ser sexy, que tanto peso tiene la 'actitud' en una mujer o lo más importante es que 'esté fuerte'?
Como un hombre puede tener 'actitud sexy' y no parecer un 'maricón'?
La indumentaria de una mujer tiene peso en su apariencia sexy?
Que tanto debe 'producirse' un hombre sin 'afeminarse'?
Se puede ser sexy sin parecer que se está buscando 'guerra'?
El 'sex appeal' es una condición 'innata' o se puede aprender a ser sexy?
Una pareja en donde ambos son sexys es lo ideal o es una 'guerra de egos' esperando a suceder?
Es éste un post 'frívolo' o una seria 'investigación antropológica'?
Debí haberme acostado más temprano???

miércoles, 3 de octubre de 2007

Guerra Contra El Crimen (Batman en Buenos Aires)


En las últimas semanas, los medios periodísticos locales se dignaron en informarnos sobre los hechos cometidos por delincuentes contra los ciudadanos ordinarios.
Definitivamente, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires perderá su oportunidad de ser declarada 'Cantón de Ultramar' de la Federación Helvética (Suiza.)
Lo mismo fue reportado por estas 'corporaciones extorsivas' (sinónimo de 'medios periodísticos') sobre otros tantos crímenes cometidos en el Gran Buenos Aires.
Sería una obviedad decir que el ciudadano común está 'totalmente desprotegido'?

Se acuerdan de los 'superhéroes' de nuestra infancia o juventud?
Yo aún continúo en ocasiones disfrutando de sus aventuras. Entonces me resulta inevitable ponerme a pensar: que harían ellos para enderezar esta situación?
De todos los superhéroes, mi favorito por mucho fue y será 'Batman'!
'The Dark Knight' siempre fue un personaje complicado, atormentado por la pérdida de sus padres en manos de un criminal callejero y ante su presencia.
De establecer Batman su base de operaciones en Buenos Aires, ya de entrada se le plantearía el problema de encontrar donde instalar la 'baticueva'; cada vez que saliera a impartir justicia, correría serios riesgos de que los cacos le entren a robar y se la vacíen.
Una vez de cacería, si dejara estacionado el 'batimóvil' en cualquier lugar, luego tendría que ir a buscarlo en 'pedacitos' a la calle Warnes (Santos desarmaderos, Batman!)
Si bien desde el comienzo de su lucha contra el crimen el enmascarado fue tildado de 'excesivamente violento' y perseguido como otro delincuente más, nunca tuvo la desgracia de tener que enfrentarse con un fiscal o con los jueces 'garantistas' del corrupto sistema judicial argentino.
Es más, probablemente los ministros de seguridad de la nación y de la provincia lanzarían un operativo gigantesco para atraparlo, solo comparable a los esfuerzos por encontrar a Jorge Julio López (sic.)
Sería condenado públicamente por atreverse a 'hacer justicia por mano propia'!
Las organizaciones de defensa de derechos humanos (sic again!) seguramente lo asociarían con 'elementos de la última dictadura' y lo tildarían de 'fascista', encontrando en un allanamiento en la celda de 'Etchecolatz' la prueba irrefutable de la mencionada asociación: un cómic.
No sería nada nuevo para quien limpiara a Ciudad Gótica de la escoria, descubrir que muchas bandas de delincuentes incluyen a algún miembro de las fuerzas de seguridad, o que algunos de sus miembros son 'barrabravas' o responden a algún grupo de filiación política.
Creo que nuestra decadente ciudad llena de baches, piquetes y cartoneros, resultaría un ambiente algo 'hostil' para mi superhéroe favorito!

John Doe.